01 diciembre 2008

Vivir cuesta vida

Si yo tendría que escribir de una vez esta entrada, realmente me seria muy complejo, puesto que nos solamente son muchas las cosas vividas, sino que muy intensas!!! De dos semanas atrás, “maletas se van cargando de recuerdos” y las emociones afloran mas que nunca. Otros rumbos se alistan y el viento no se cansa de soplar a mi favor, así como me trajo aquí a Perú y la Pachamama se encargo de tomarme del tobillo para que la vida me aplique varias dosis, de esas comprimidas, pero cargadas de esencia.
Esperanzas que se lavan la cara, metas que se renuevan y valores que se reafirman. Si contarles lo que estoy viviendo en este momento, en el teclado me queda muy chico, comprenderán que en todo este tiempo vivido de trotamundo, aun mas. Por esto nació este blog, para plasmas esas cosas, documentar los caminos, que como lo hacen día a día los campesinos de la papa con sus "Runa chaki", uno va surcando y dejando huellas.
Este ultimo tiempito aquí, me la he pasado de “despedida en despedida”, aunque para mi realmente no es que me “voy”, ya que como siempre afirmo, la gente nunca se va de los lugares que pasa, siempre se absorbe y se deja algo…así nos vamos “moviendo”.
En el trabajo todos realmente me han tratado de maravillas y se me ha dado la posibilidad no solo de ser profesor de cocina, sino de llegar comprender que lo primero y fundamental son los valores y eso es lo que hay que transmitir. Siempre tengo presente que un “maestro ordinario” es aquel que enseña su materia y solo eso, pero aquel “maestro extraordinario” es el que deja muchas enseñazas de vida a través de sus experiencias, anécdotas y cosas vividas. Sabrán con cual me he identificado yo. Hemos pasado un fin de semana de campo con todos los que laboramos en el LATINOamericano, debido a su aniversario y a el cumpleaños de el director, Max Anaya, a quien le estoy muy agradecido al igual que a todos por esta enorme oportunidad.


Dia de campo en Saylla.

Comiendo con colegas del LATINOamericano.

Ing. Max Anaya, director del Instituto.
Con compañeros: Juvenal, Nataly y Jose.
Con Ruddy, Fer y Moni.

Junto al profesor Oscar.

Ni hablar de mis alumnos, realmente ellos son el reflejo de lo que yo he sido toda mi vid, pero ahora lo miro desde al frente de un aula. Para mi es muy gratificante que tanto alumnos, como ex alumnos toda esta semana me hallan querido homenajear de miles de formas. Les digo la verdad, me la he pasado comiendo, mas que nunca. Primero se apareció un grupo, el lunes, con pizza y cerveza, un clásico que a mi me encanta y aquí no es costumbre, pero averiguaron por ahí que me gustaba y llevaron para toda la clase. El martes, otro clase armo semejante fiesta con música, gaseosas, oporto, torta (y hasta me cantaron el “Happy brithday” adelantado) y con la gran sorpresa de un “cancacho” entero con papas, que es un cordero asado al horno, algo riquísimo que yo siempre que viajaba a Bolivia, por Puno y Sicuani, paraba a comer. En ese momento también me llamaron mis padres, que están presente en cada momento que equilibra mi vida y siempre desde chico tengo grabado que mi padre me decía cuando cocinaba cordero, que este estaba bien cocido si el hueso quedaba blanco. Como siempre, en todo momento hablamos de todo un poco y les deje una visión bien clara de que aquí en adelante (y atrás también), las cosas siempre dependen de uno mismo. Tanto si piensan que pueden como que no, tienen mucha razón, así que creo haber dejado ese camino bien despejado para que ellos a su manera lo caminen.El jueves, me llamaron así de sorpresa, un grupo de ex alumnos se había reunido y compraron pollo broster para todos y pasamos una tarde muy linda. Así también dos grupos mas me regalaron unos queques (tortas) riquísimos, para completar “la faena”.

Con mis alumnos de Asistente de cocina - JUNIO.


Con alumnos de Chef de Alta - FEBRERO.

Comiendo "pollo broster" (peruanisimooooo!!!)

Con ex alumnos de Chef de Alta - FEBRERO.
Cancacho, cordero asado en horno de leña con papas huayro

Asi se come...provecho!

Asi se deja...el hueso blanquito, muy bien cocido.

Haayyy...feliz cumpleaños a mi!


Mis alumnos de Chef de Alta - JUNIO.


Se armo el baile..."Cuidado con la bombachita!", jajaja!

Sin dudas, cuando uno hace relaciones con diferentes personas se entretejen un montón de cosas y realmente con todas las personas aquí, fueron muy fuertes. Como olvidar los medio días de comida vegetariana en el mercado San Blas, a cargo de la mano mágica de “Lojita”, esas lentejas (con repercusiones…jaja!). De verdad otra persona muy linda que fue una de las primeras en conocer en Cusco fue Pilar, mi “caserita” de los jugos en el mercado San Pedro (puesto 074, no olvidar!)…gente con mucha vocación y que me han dejado muchas enseñanzas.
Mercado San Blas, comedor vegetariano de Lojita! No pueden vivitar Cusco sin ir...

Con Lojita, una maestra en comida vegetariana!


Si de comer bien y buena compañía se trata, estos últimos tiempos, nos hemos “pegado” unas jornadas de comidas en la casa de Katrina, a mas no poder…empezando la semana cocine unos ravioles de zapallo, cebollita china (cebolla de verdeo, cebollín) y almendras, caramelizados con unas cebollas quemadas. Ni hablar el vinito blanco, que “le cayo como anillo al dedo” y para no ser menos, me a homenajeado con un estofado al estilo filipino, ya que sus raíces son de allí, con pollo, camote, papas y plátanos…y bien especiado!. Después de estas noches, no hubo mate digestivo que alcanzara…
Katrina, cocinando un estofado estilo Filipino.

Una de las cosas mas importantes y me paso a solo una semana de volar, fue que el domingo pasado, como varios otros…me he quedado a dormir en la casa de Jorge, donde siempre anda “poluleando” (que termino, pucha!) Sheresada, una gatita que entiende más de lo que pensamos. En fin, el hecho fue que como de costumbre ella se pasea sobre las sabanas cuando me acuesto en la cama, la sorpresa fue que a media noche, sentí algo húmedo en mi pierna y entre dormido, pensé: “esta gata se orinó” (meó!), pero mucho no peste atención, hasta que sus maullidos me hicieron entrar en razón y al levantar las sabanas m encontré con la grata sorpresa de que ya no éramos 2 en la cama (ella y yo), sino que había tenido cría justo entre mis piernas, por ser el lugar mas calentito que había encontrado…algo increíble! Por el hecho de la vida misma…lógicamente yo no los parí, raro hubiera sido, pero como se dice “me cayo la ficha” de muchísimas cosas y lo que debe ser el sentimiento de tener una familia y lo que eso conlleva.

Sheresada y sus crias...in-cre-i-ble!. "Ese es un gato, Jose Maria...Que haremos para que se quede quieto?" (de la canción "7 Vidas")
Con Jose Maria, la foto lo dice todo.
Hablando de familia, esa que uno escoge son los amigos y de esos que no escatiman un respiro. Me siento muy afortunado de haber conocido tanta gente linda, en todas sus expresiones. Podría nombrar miles, pero se ve muy reflejado todo esto en la familia Campana-Ocampo, quienes prácticamente me adoptaron y yo a ellos. Empezando por Antonieta, Alvaro, Samuel, Aida, Coco, Lula, “las primas” (Ayme, Karla, Claudia y Narda), Alex, Daco…los “peques”, Marquitos, Flavia, el Jose…, y todo tipo de animales que andaban por ahí, lo digo por los perros (Morgana, Cartavio, Kiscas…), los felinos (Sheresada y sus crías ahora…si, soy el padrino parece!) y por que no alguna que otra “raposa”, que es una especie de rata mas grande que al final nunca vi, “pero que las hay, las hay”…por ahí… y como puntada mágica con cuerdas de guitarra, para unir todo esto, ese “duende cantor” de Jorge…
También toda la gente muy colorida que pasó, mejor dicho pasamos por “la loma de Santa Maria” (Lo +!)…Vero, Lorenzo y “los prosiuttos” (los llamábamos así por que son italianos), Elsa, Eleonor, Yuri, Cochero, Sullca, Juan Carlos, Renzo, Gonza, Inti y Marihue, Juli, etc, etc y etcs., de una lista interminable de vidas que me han hecho ser un poquito mejor...

Almorzando con toda la familia.

Interminables y liquidas charlas.

Juli enseñandome la sazon mexicana. Una mezcla de Posole y Ninguijuti...
Con el pequeño gigante de Juan Carlos, en una de mis despedidas.
Sullca y sus poemas.
Jorge y Elsa, postal de "un martes ascesino".

En el Qosqo Wasinchis.





GRACIAS hermano!!!


Insisto, siempre se disfrasa de perra, pero ustedes le creen?


La loma de Santa Maria...

Queda mucho por caminar y la mochila que vino con algunas cositas se va cargada de recuerdos, amistades, risas, llantos y mucha, pero mucha vida!
No por que mañana amanezca en Argentina va ser diferente, eso depende de mí, como siempre. Hoy leía que ojeando el pasado, se puede visualizar el futuro desde un presente…

MUCHISIMAS GRACIAS a TODOS y CADA UNO!...PURA VIDA!!!

"No soy de aquí ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir, y ser feliz es mi color de identidad." (Facundo Cabral)

1 comentario:

celeste dijo...

holas.!! bueno volviendo a pasar despues de hace tiempo.! me encanta ver tu blog..siempre bien interesante.!
muchos exitoss.!! C=