06 julio 2009

Hay, hay, hay....Paraguay!!!

Por fin me pongo a escribir… y me “mofo” (palabra muy poco usada) de mi mismo…pues realmente son tantas y tan intensas las cosas que he vivido esta última semana que se me hace difícil empezar, pero como siempre…pongo primera y arrancamos…
…A ver, deje atrás Uruguay y con muchas enseñanzas pase por Concordia donde, tras una larga tarde de espera, tome el bus con rumbo a Posadas hacia el norte de Argentina, hasta ahí había escrito. La cuestión es que en el lapsus de una semana y poquito, he cruzado fronteras, comido miles de cosas, aprendido sobre diferentes productos, conocido mucha gente y las cosas siguen su rumbo…
De madrugada arribó el bus a la terminal de Posadas (Misiones) y con muy pocas vistas de que asome un rallo de luz, pues eran las 4:30 a.m. y con un frío respetable, me agarro esas reflexiones y pensamientos sobre “esas pequeñas cosas” (…diría Serrat). Como mucha gente me quede “durmiendo” en la terminal, abrazado a mi mochila, con un ojo cerrado y otro abierto y un piso muy poco amoldable. Esto es algo que he vivido a lo largo de mis viajes, en varias situaciones, por esperas, demoras, necesidad o bien para seguir experimentando la vida, pues creo que al haber vivido muchas cosas puedes encontrar mas claramente el equilibrio. Yo no se cuantas personas que leen este espacio han vivido esa situación alguna vez, pero no esperen a vivirla para agradecer mucho de lo que tienen todos los días…igualmente no se preocupen, es la naturaleza del ser humano…que le falte para darse cuenta. Mientras tanto…

Me puse a pensar que hacer, puesto que no había trazado ninguna ruta en mi mapa de viaje, así que al preguntar, faltaban 10 minutos para que salga un “bus internacional” a Encarnación, Paraguay…No lo dude mucho y en media hora ya estaba sumando un sello mas a mi pasaporte y otra bandera mas a mi mochila. Pero créanme que me esperaba mucho más que eso…
Así como llegue, ya empecé a sentir ese olor de la mañana en los puestitos de la terminal y no pude dejar de asomar mi nariz…pero ya era muy tarde para comer algo, mi bus a Asunción me esperaba. Luego de como 8 horas de viaje y cruzar varios pueblitos…(San Ignacio, Villa Florida, Paraguarí, etc) llegue a la capital, Asunción del Paraguay donde en la terminal no me supieron dar ni un mapa, conocí a Jerome (Jerónimo), un francés con mucho viaje en su haber y mas vocabulario argentino que yo (a esta altura no se necesita mucho...), puesto ha pasado mucho tiempo por allá. Así que agarramos las cosas y salimos en busca de un bus local hacia el centro…encontramos la oficina de turismo que muy amablemente nos encaminaron hacia un hospedaje, que a esta altura se convirtió en “mi casa”. Y ahora llega el momento de escribirles en forma mas en general, puesto que sino no terminaría mas…
Resulta que Carolina, es la hija de la dueña de este hostal familiar donde nos enviaron, pero nos recibió en su casa, en el barrio San Roque, muy cerca del centro y la cuestión es que me he sentido tan cómodo aquí, que con lo poco que he descubierto y lo mucho que me queda por conocer en muchos sentidos, he decidido quedarme un tiempo…

Si en Perú, la “pachamama” me agarro del tobillo y me quede un año y medio. Aquí en Paraguay ya va por la rodilla...y veremos como se sigue escribiendo esto.

Soy muy de dejarme guiar por lo que siento y en este tiempo he visto que en muchos sentido este país es muy agradable, empezando por la gente, me tengo que sacar el sombrero por que en muchos países me han recibido bien, pero aquí…no hay comparación y se los puedo justificar a lo largo de este escrito (y los que vendrán), con cosas que me han sucedido.
Desde el primer momento que llegue aquí sentí que es un país muy sufrido, en cuanto que ha pasado muchas cosas fuertes como la “Triple Alianza”, donde la población era de 1.300.000 habitantes y sus consecuencias dejaron alrededor de 200.000 personas de las cuales 10 % eran hombres, eso explica mucha de las cosas que se viven hoy en día…sin nombrar la guerra del Chaco, guerra civil de 1947, el famoso “Marzo Paraguayo”, la independencia, mezcla de diferentes culturas y etnias, como paso con los jesuitas y los guaraníes, marginalidades, golpes de estado, una dictadura de mas de 30 años como la de Alfredo Stroessner…cambios de mando en el poder, como sucedió luego de 61 años de estar al frente el partido Colorado hasta el 2008 y demás cosas que sin duda constituyen a un país.
Al recorrer la llamada “Madre de Ciudades” me encontré con algo que me sorprendió mucho, su tranquilidad. Es un lugar muy sereno, con calles no muy congestionadas y mucho por explorar en cuanto a movida cultural y a lo que he venido…su gastronomía, pero antes de pasar a eso les dejo un recorrido en fotos de sus puntos de interés mas destacados…





Palacio de Gobierno, Asunción, Paraguay.

Plaza de central.


Cabildo.

Catedral.

Rio Paraguay.

Estación de ferrocarril, hoy museo. Es el único ferrocarril a vapor que funciona actualmente.

Salón de Monseñor Bogarin.

Sala con restos de la guerra de la "triple Alianza".



Panteón de los héroes.
Una de las noches y sin saber de que se trataba mucho, fui a un concierto didáctico sobre el arpa en Paraguay. De la mano de Marcos Lucena, reconocido arpista local, se presento “Del Barroco a la Polca y la Guarania”, un recorrido en 4 partes desde su nacimiento hasta la afirmación y reconocimiento que tiene hoy día aquí. Créanme que no tenia ni un conocimiento sobre el tema, pero me intereso la armonía y como te llega la música. Es un sentimiento que te nutre el alma, no es que me he convertido en un amante de esta música, pero siempre es bueno seguir explorando cosas nuevas y variadas.
Concierto de arpa paraguaya.
Creo que la cultura guaraní se manifiesta muchísimo, no solo en su vocabulario, ya que es un país bilingüe, sino que se transmite a la mesa. Contarles que llegue en una época especial para degustar comidas típicas ya que son las festividades de San Juan, con lo cual tomaré un escrito más adelante para detallar mejor todo. Ahora les cuento y muestro algunas fotos de algunos bocadillos infaltables, que sin duda no pueden pasar por aquí sin probarlos. Para mi personalmente, si bien veo que no es muy extensa en cuento a cantidades de cosas, pero si siento esa cultura que se mama de chico, se transmite en las casa, las señoras cocineras, el "tatakuá" (horno de barro), la forma de preparar “la chipa”, y aunque desarrollare detenidamente cada comida de aquí quiero aclarar esto….es “la chipa” y no “el chipá”…ya que la lengua guariní no utiliza la acentuación y su significado es “torta”…por eso femenino. En esta semana además de recorriendo mercados, puestos de comida y aprendiendo como se llaman algunos productos por aquí, lógicamente he estado cocinando. Se me había antojado “compota”, como las que hace mi madre…así que me hice una, no tan rica como la de ella…perooooooooooo…esta tenia “mamón” (papaya) también. Me pase toda una tarde exprimiendo naranjas, limones (que son de color naranja aquí) y pomelos que habían traído del campo para hacer jugo natural y me recordó a mi niñez cuando comía pomelo espolvoreado con azúcar y le iba sacando con una cuchara todo su jugo. MMMmmmm…que rico!. Pues ahora tengo una nueva vecina francesa, Marina, así que es bueno compartir tiempo cuando uno esta lejos de “sus cosas”…además, repito me he sentido muy cómodo en la casa donde estoy ya que es un lugar muy familiar, para gente de varios lados, está Araceli y José que son los hijos de Carolina y con la particularidad que me hace recordar mucho cuando el año pasado conocí a Betty, en Cusco y luego termine viviendo allí, así que la historia se repite…igualmente la estrella de la casa es Nico, un labrador hermoso, muy juguetón y “gordo” en todo sentido…jaja!
José y Nico.
Jugando con Nico.
Caburé.
Pastel mandi´o. (empanada de mandioca y pollo)
Mbeju (tortilla de mandioca y queso paraguay)

Pajagua maskáda. (tortita de mandioca y carne). Comida típica de los "payaguáes", tribu indígena.

Mi primer desayuno de "cocido con chipa".

Porotos con queso, comida en la calle.

Mi compota con helado de coco.
Exprimiendo, exprimiendo...

Pomelo con azúcar.

Guacamole, con mandiocas fritas al curry, chipa, croquetas...un mix!!!

Con Jerome, salud!
Aquí le llaman "chu-chú", yo lo conocía como "chayote" (Costa Rica), "clementino" (Perú) o "papa de aire"
Picadillo de chu-chú con papa, milanesa de pollo y aguacate (palta) con aceto balsamico.

Aprendiendo a hacer bolos y chipas.
Chipa y bolos.
Otra de las cosas que no podía dejar de mencionar y ya saben que mis escritos engloba todo los aspectos de mi vida, es que aquí hay un equipo de fútbol, que justamente acaba de salir campeón en estos días, que lleva los mismos colores y hasta el mismo apodo que mi equipo en Argentina…San Lorenzo. El equipo de aquí es Cerro Porteño, también los llaman “el ciclón” o “azulgrana”, por lo colores de la camiseta (azul y rojo), así que ya sumo un equipo mas, por que al pasar por varios países uno simpatizando con un equipo….como en Costa Rica el Saprissa, en Perú a Cienciano y aquí inmejorablemente “me tiran” los colores…y justamente el otro día pase caminando por el estadio que le llaman “la olla”…todo coincide! Jaja…
Sede y estadio de Cerro Porteño.
Ya he mencionado que cada lugar tiene lo suyo y que detrás de cada pueblo hay un dolor… Aquí como en todo lados se manifiesta ese tipo de cosas, en cuanto a que los países de este estilo aun luchan por la redistribución de las tierras y sufren de la incompetencia del estado para hacerlo, como pasa con los “mapuches” en el sur de Argentina, y en muchos lados mas. La cosa es que hoy día, los titulares son la toma de diferentes plazas por comunidades indígenas guaraníes en reclamo de tierras. Ha ocurrido siempre en muchos países que en estos tipos de reclamos siempre el poder hace oídos sordos al pueblo y es ahí cuando surgen cosas como las que suceden hoy día aquí. Reclamos pacíficos, puesto que no son para nada agresivos, pero también es cierto que las zonas tomadas (a 2 cuadras de donde vivo yo) se ven en condiciones no muy buenas, mucha basura en las calles, los espacios publico como las plazas habitadas, etc, etc. No culpo a una, ni a otra parte, pero si sucede esto es por que algo no funciona y hay que arreglarlo lo antes posible. Por que ocultarlo por parte del gobierno no es bueno y ocupar las plazas no es la solución.
Esto sucede aquí, pero en este mismo instante en otros países como Perú están desapareciendo miles de indígenas de la selva por culpa de políticas de gobiernos nefastos y se están matando vidas por intereses monetarios. Lamentablemente fue, es y será así…y aunque pienso en que no soy yo quien tendría que estar escribiendo esto, cada uno desde el lugar que les toca tendríamos que ser conscientes y no seguir lavándonos las manos y mirar para el costado. Todos los extremos son malos…ni ir al choque, ni dejar de ver la realidad de muchos países.

Y hablando de lavarse las manos, no puedo dejar pasar por alto la situación de la “gripe A” en Argentina, ya que tiempo atrás he publicado un mail cuando esto ocurrió en México y ahora “que se ve de cerca”, la objetividad no cambia….no por el temor a…sino por que como comente, a uno como ciudadano le da bronca que quienes tienen que estar destinados al resguardo de el pueblo, solo se le cruce el beneficio y los intereses de unos pocos ante la salud. Vuelvo a retomar lo antes dicho, parece ser la naturaleza del ser humano…por lo pronto a informarse, prevenir y no dejarse influenciar…ni por la gripe, ni por los medios comunicación.
Sobre todo dentro de una cocina, que manipulamos muchas cosas…lavarse bien las manos, ser más cuidadosos que nunca y condimentar con el mejor ingrediente de todos…la conciencia.
Cuando se ve por tv, parece no afectarnos...
Pero la realidad esta en cada esquina...
No puedo dejar de redactarles, por que así lo haré, lo que me sucedió a los dos días de llegado a estas latitudes, y así retomo lo que había anticipado sobre el “paisaje humano” que por aquí se encuentra. Resulta que una de mis habituales caminatas merodeando la ciudad, me aleje de la zona céntrica y tome por una Avenida, al pasar por una cuadra, sentí un olor bien notorio a comida y más me avanzaba, mas olía…la sorpresa fue que al pasar por una casa, la puerta del garage estaba abierta y mi ímpetu de cocinero no me dejaron seguir al ver una parrilla con un hermoso pescado asándose a las brasas. Me quede parado y mirando por la puerta entreabierta sin querer entrometerme, cuando vi a un señor dentro y no pude dejar de preguntarle que pescado era…Para que les cuento que desde ese mismo instante empezamos a hablar, me recibió de maravillas, me explico que era una Boga, que es del río Paraná, sobre el este de Paraguay y como la había preparado y un le faltaban 10 minutos (una hora y media total). Encima tenía un salteado de ajo, cebolla, pimiento (morrón), tomate y queso paraguay, bien típico de aquí. Yo no les puedo describir la amabilidad de Don Enrique, así se llama, un señor ya mayor…que hasta me hizo pasar y me sirvió un plato entero de su pescado. Todo esto en menos de 5 minutos de haberme conocido, y como no es habitual en ningún lado esto, uno desconfía y toma sus recaudos…pero en verdad te das cuenta lo desinteresados que son y lo bien agradecido que se notaba el hombre por haberme interesado en lo que el con mucha pasión estaba haciendo.
Me quede impresionado, no solo por lo rico que estaba, sino por todo el acontecimiento que había vivido ese día y me fui de la casa con un amigo mas, donde lógicamente prometí volver por unos “tereré” (mate frío) y muchas mas anécdotas…

Don Enrique.


Boga a la parrilla con mandioca.
Un lugar que promete…y mucho! He pasado por algunos institutos de cocina, con el objetivo de promocionar un poco todo lo que vengo haciendo, presentar el programa y con la visión de poder conseguir un puesto que me permita obtener ingresos para quedarme un tiempo y lógicamente seguir investigando como lo vengo haciendo por diferentes culturas. Esa es la idea…
Un gran abrazo y agradecimientos miles a “los de siempre”, la familia, mi enamorada, Rach!, los amigos…y a toda esta gente que me vengo “cruzando” en cada uno de mis días y forman mi mundo…

Mucha capacidad y paz...

"Lo importante no es llegar
lo importante es el camino
yo no busco la verdad
sólo se que hay un destino."
(Eso que llevas ahi - Fito Paez)

2 comentarios:

xparaguay dijo...

Hola, me encantó tu relato. Felicitaciones. Yo estoy viajando mañana para Paraguay, ya he estado dos veces por poco tiempo.
Me he casado con una mujer paraguaya y, desde entonces, empecé a amar a este país.
Un abrazo.

Yansy dijo...

Que bien que cumplas con el sueño que me contaste cuando estabas en Costa Rica, dichosos los que disfrutan de tus platillos!! saludos y bendiciones