31 julio 2009

El corazón de América Latina...

Huy, huy, huy…como cuesta arrancar para escribir cuando son tantas las cosas por contar, y mas las dejo pasar, mas se agregan…por dicha, pero al momento de documentarlas es terrible. No es que me cueste escribir, al contrario…hacer esto se ha convertido en mi en un “cable a tierra” y sin duda alguna, una forma de compartir y conocer diferentes culturas y cosas con las que me encuentro en el camino, para muchos. Así que, siempre el placer es mío…pero déjenme sacarme las telas de araña…jaja. Ahí vamos, eh…con coraje!
Bueno, retomo con lo que termine de escribir la otra vuelta de hoja…o el otro click, para así decirlo. Cuando andaba por Perú, me agarro una etapa de experimentar con algunas frutas y hacer mermeladas, esta vez no hice ningún experimento, pero hice una de cítricos…MMmmm, dulce de cítricos, pues además de naranja, mandarina, limón thai, limón japonés y pomelos, le puse las cáscaras y queso bien intensa, con un color y sabor bien marcado…excelente para comerla con un rico queso.
Aproveche la calidad de los cítricos de por aquí y…”a la olla”. Puse a reducir el zumo o jugo de todos, menos el limón, junto con el azúcar, las cáscaras en juliana y en una gasa o trapo limpio las semillas, que le aportan la “pectina”, esa sustancia que ayuda a darle cuerpo a las mermeladas. A fuego moderado y espumando de tiempo en tiempo para retirar las impurezas, se deja reducir por un buen tiempo según las cantidades. Tiempo antes de que tenga textura mas consistente, le añadí el jugo de limón para equilibrar el nivel de acidez, que en este caso era para bajar el dulzor, ya que los cítricos aquí son súper dulces. Así que ojo con el azúcar.



Dulce de cítricos.

El dato que siempre da el “cocinerito” en todos lados para delimitar el punto, es poner un poco en un plato y dejarlo enfriar un momento y moverlo a ver si “corre”. Cuando esta frío, esa es la textura que adoptará luego.


El punto...

A esta altura me es inevitable sacarle foto a todo lo que como y preparo…o prepara otro, todo me produce curiosidad, ganas de aprender, experimentar, inventar…en fin, estos días he estado cocinando y mucho aquí en donde estoy parando, pues siempre hay gente…personas que vienen y van, historias y mi punto de unión es la mesa, asi que cuando se enteran que soy cocinero, o por lo menos “juego a eso”, como digo yo…los idiomas quedan de lado. Así que primero dejo unas fotos variadas de “cosas y cositas” que he preparar y/o comido, y luego quiero contarles de algunas “personas y personajes” con que me he encontrado…

Zapallitos rellenos.

Lenguado a la pizza y arroz con queso.

Salteado oriental con aguacate.

Ensalada de zuchinni (zapallito italieano), zanahoria, palta y tomate.

Pollo con risotto al curry.

Pollo con salsa de zanahoria y papas asadas.

Marinera. (Similar a la milanesa, pero en vez de empanizado, se pasa por una masa)

Crema de papa y pollo.

Tortilla de vegetales.

Filet de lenguado sobre compota de tomate y crema fria con brotes de soja.

Pollo al estragón con papas.

Estofado.
Poté (comida francesa que preparó Marine para mí).

Dulce de maní y miel.

Cuando llegue por aquí, me habían hablado mucho del cocido, como bebida típica para el desayuno. Lo que he aprendido ahora es a hacerlo…no de la forma mas tradicional, pero lo que se prepara en la mayoría de las casa.
Se disuelve azúcar, en una olla, en forma de caramelo oscuro y se añade agua tibia, para evitar el choque de temperatura. Se deja disolver bien, hasta que hierva y se añade la yerba mate. Aquí se utiliza una yerba con un sabor muy intenso, la más común es la “Pajarito”. Ahí se deja infusionar bien y luego se añade por ultimo una medida de agua fría, lo cual hace precipitar la yerba al fondo para facilitar el colado. Se cuela bien y se puede servir solo o con leche. Realmente es riquísimo y muy común en cualquier casa paraguaya, acompañado de una rica chipa o pan kesú (pan de queso).
En zonas mas rurales, aun se siguen utilizando técnicas de preparación mas rusticas, como “cebarlo” con cenizas, así le aporta ese sabor rústico tan característico.

Caramelo.

Hervir con la yerba.
También conocí una yerba excelente, llamada “Ka`a Hee”, cuya traducción del Guarini seria “yerba dulce” y realmente lo es. Tiene un sabor dulce muy delicado y sumamente rico para evitar el azúcar y otro tipo de endulzantes en el mate. Se coloca una pequeña cantidad mezclada con la yerba mate y se ceba normalmente. Posee propiedades medicinales, que la han hecho ser reconocida a nivel mundial con una gran exportación, por ejemplo tiene acción hipoglicémica, mejora la circulación pancreática, efectos cardiotónico para el corazón, digestivo, diurético, antiácido y antirreumático, especialmente recomendado para personas diabéticas e hipertensas.
Este tiempo aquí me he pasado descubriendo diferentes costumbres y hierbas que utilizan en el tereré (mate frío), pero son tantas, pero tantas que realmente haré un apartado especial para esto…
Ka`a Hee.

Algunas cosas típicas, otras no tanto y otras fruto del hambre…pero como dice una canción por ahí: “Y vos sabes que esto es así, unos cocinan y otros comen”, ese “unos” soy yo, y ese “otros” son varios, como por ejemplo he conocido a Jimmy, de Florida (EEUU), que esta aquí por tiempo. No puedo dejar de nombrar a Deepak, un chico de Londres (Inglaterra) muyyyy divertido! Good times! Lastima que solo un día se quedo, pero compartimos una noche buenísima, donde fimos a tomar algo con otras personas. Además de que Rachel, mi enamorada, es y esta en Londres ahora, realmente me reí mucho con Deepak, por sus raíces Indias y cultura, así qué “aawwww, mate! keep in touch!...you bastard!”.
Además voy a aprovechar a poner varios enlaces así la gente que lee puede conocer con la gente que me voy encontrando, como me ha pasado a lo largo de mis viajes, así que si quieren ver el recorrido de Deepak y sus historias…en ingles, lógicamente. http://www.deepakshukla.wordpress.com/
Ya hace tiempo que esto, además de ser un blog gastronómico, se ha convertido en “gente que busca gente”, pues cuando uno viaja, mas allá de verlo todo con “ojos de cocinero”, primero que nada soy una persona…y te encuentras con tanta gente, tantas historias, culturas muy diferentes y cosas que realmente me dan muchas ganas de documentar, mas que nada por que tengo bien claro que no todo el mundo tiene la posibilidad que yo tengo…Mejor dicho y sin entrar en un terreno de discusión….todo el mundo tiene la posibilidad, pero pocos la saben aprovechar y tomar los problemas y situaciones en la vida como una forma de formación, tanto profesional como personal. Es decir, no todos lo ven desde esa óptica…creo que todo se resume en la capacidad. Eso es lo que a mi me pasaesto es mas allá de cocina, de eso se trata la vida, y viceversa.

Daniel, yo, Marine y Deepak.
Punto a parte merece, mi presentación para Daniel…un chico “sueco”, de Suecia (no Suiza), no se si les pasa a todos…pero siempre se confunde. En fin, lejos de ser un “mochilero común” (que para mi no los existen)…el viene sobre ruedas. Por que les cuento esto? Bueno, esta recorriendo America Latina en bicicleta…y no solo eso…ya recorrió Europa y África de norte a sur pedaleando. Daniel Rosengren, demuestra una vez mas que no hay límites si uno quiere…y querer es poder, sin duda! Tardaras mas, tardaras menos…el punto, mas allá de llegar, es cargarse la mochila de sabores, experiencias y amistades. Su tranquilidad al hablar, me demuestra la templanza que te da el viaje, mas allá de una cicatriz muy marcada en su cara fruto de la aventura y sus peligros. Pero ni eso lo detiene, y los invito a que exploren su página: http://www.scutisorex.se/. Seguramente no entender nada, por que esta en su primer idioma, el sueco, pueden traducirla…pero no se pierdan las fotos alrededor de miles de culturas y mas de 31 países que ha cruzado…Yo realmente veo su ejemplo, y me siento reflejado, pues como lo hacen otras personas conmigo, por que creo que lo admirable no es la meta, sino la constancia y perseverancia para lograr esa meta. En fin, siempre me voy para esos rumbos…pero no se priven de ver las fotos de animales y naturaleza, ya que el es biólogo. Me pone feliz, por que como lo vengo haciendo, he pegado mis stickers del blog a lo largo de mis viajes y ahora siento que iré en bici también, ya que ahí quedó la estampa….a rodar!!! Hacha la presentación…queda más que decir: “buenas rutas y mejores pedaleadas”.
Pegando el sticker de "cocinado por américa latina".
Junto a Daniel y su bicicleta.
Y yo sigo escribiendo, pues tambien salimos “de farra con los perros”, como dicen acá…Hace unas semanas fue el cumple de Chiara, la italiana que había nombrado...así que a bailar salsa nomás…Marine, fiel cómplice de todas las “huevadas/boludeces” que hacemos juntos…jajja. Ahi dos fotos que me gustaron mucho en b&n y sepia...
Adrien y chiara bailando salsa.
No es una publicidad de "Brahma".

"Al ritmo de la banda..."

Se realizó aquí en Asunción, hace unas semanas la “Expo 2009”, lo cual era una gran feria y exposición de animales y diferentes stands de empresas. Cuando fui, realmente me recordó mucho a mi infancia, ya que nací en una zona muy ganadera y rural, donde cada año se realizaba este tipo de evento sumado a una “caravana de la alegría” donde miles de niños íbamos en bicicleta hasta donde se hace este tipo de eventos, “la rural”.
Allí me encontré con una feria muy grandes, con juegos, lugares de comida, un escenario con música y muchos ejemplares animales, como vacas de diferentes razas, conejos, ovejas, chivos, etc…
Juegos de diversión.

Feria.

Stand de productores de fécula de mandioca. (yuca)

Ejemplar de vacas.
Ovejas.
Chivito.

Conejos.

En este tiempo también he conocido la hermosa ciudad de Areguá, un lugar escondido en el tiempo para muchos, por que es a 30 kilómetros de la capital, pero con una tranquilidad increíble, donde podrán caminar sobre las calles llenas de artesanías en cerámica, donde no pueden dejar de pasar por “El Cántaro” un centro cultural lleno de cosas y con muchos talleres para poder aprender técnicas y compartir un buen tiempo inmersos en las diferentes expresiones del arte.
De verdad, me quede con ganas de conocer mas…pues solamente fui por un día, pero regresaré a explorar el cerro Koi conocido por sus formaciones de piedra arenisca hexagonal, parecido a un panal de abejas, únicas en en continente.
Pude ver y probar las frutillas, tan típicas de esta región, ya que además de ser una importante fuente de ingreso para la ciudad, tiene su historia. Según los pobladores, alrededor del año 1920, en la Compañía de Estanzuela, un campesino puso su mejor esfuerzo y se dedicó a la siembra de la frutilla ya que el clima y la tierra son los adecuados. Con la cosecha obtenida, colocó las frutas en pequeñas canastillas y se emprendió camino para venderlas en la ciudad. Debido al éxito obtenido, la plantación de frutillas se extendió en todas las granjas de los alrededores, constituyendo hoy, uno de los productos más importantes de la zona. En los meses de cosecha, se realiza el tradicional Festival anual de la frutilla donde se pueden degustar mermeladas, jaleas, jugos y deliciosas tartas.

El tren a vapor, del cual hable en otro escrito llega a esta localidad dos veces por mes, en un recorrido turístico por los paisajes. Cuando estuve por alli, caminamos por las vías y me encontré al costado con plantaciones de berros. Campos inundados con grandes cantidades para producción en un lugar muy humilde y de mucha tradición.

Cayendo la tardecita, nos acercamos hacia “la playa municipal”, en la parte que da al lago Ypacaraí , un lugar hermoso para pasar un rato apreciando las aguas calmas y donde se pueden ver las costas de enfrente de San Bernardino.

El cántaro.
Las calles de Areguá...cerámicas.
Mi persona... ;)


Estacion de ferrocarriles.


Berros.



Atardecer en el lago Ypacaraí, Areguá, Paraguay.

Surtido ha sido el escrito, pues como comente al principio, son muchas las cosas que vivo y con mucha intensidad, sumado a esto la respuesta que recibo continuamente a través del blog, así que agradecer a Carolina, Miriam, Gabriela, Marta y varias personas más que me han escrito y contactado para compartir e intercambiar cosas. Es tan lindo sentir la retribución de la gente que lee lo que escribo, por que como he contado todo esto surgió como algo muy personal, pero hoy día ya no puedo dejar de compartir mis experiencias…con errores y virtudes, pero sumando!

Yo estoy buscando mi punto de equilibro, que lógicamente cuando uno siempre apuesta a algo nuevo, algo diferente…este es como que se corre de su eje. “Pero a no desesperar, desesperados…que si es el miedo que nos roba la sonrisa, como el Ave Fénix derrotado, el coraje renace de las cenizas…”, como cantan Las Pastillas del Abuelo.

Sigo conociendo gente, sigo explorando sabores, sigo conociéndome…
Un gran abrazo…desde el corazón de América Latina.

2 comentarios:

valerya dijo...

que genial tu blogger se aprende mucho de comidas extrangeras..saludos de chile..

valerya dijo...

de que parte eres...